Protege tu iPhone de llamadas no deseadas

Protege tu iPhone de llamadas no deseadas
  1. Ley General de Telecomunicaciones
  2. Alternativas en iPhone contra el spam

En el mundo contemporáneo, donde la comunicación a través de dispositivos móviles es omnipresente, el aumento de las llamadas no deseadas se ha convertido en un problema persistente que afecta la experiencia de los usuarios de iPhone. Aunque el verano pasado entró en vigor una nueva ley de telecomunicaciones destinada a abordar este problema específico, las llamadas comerciales no solicitadas siguen siendo un desafío.

Ley General de Telecomunicaciones

La modificación de la Ley General de Telecomunicaciones, que aborda el fenómeno de las llamadas no deseadas, busca eliminar las comunicaciones no solicitadas en lugar de prohibir por completo todas las llamadas. Pese a las intenciones legislativas, existen ciertas excepciones que permiten recibir llamadas en circunstancias concretas. Es fundamental comprender estas excepciones y saber cuándo es legal recibir llamadas no deseadas.

Excepciones de spam Una de las excepciones clave es cuando los usuarios han dado su consentimiento previo para recibir llamadas comerciales. Este consentimiento muchas veces se otorga sin querer al aceptar los términos y condiciones de ciertos servicios sin revisar detenidamente la información proporcionada. La velocidad con la que aceptamos estos términos puede llevar a situaciones en las que creemos que no hemos dado nuestro consentimiento, pero en realidad lo hemos hecho.

Otra excepción se produce cuando un usuario se da de baja de una compañía telefónica. La ley establece un plazo de hasta 12 meses tras la cancelación para que los operadores intenten retener o recuperar al cliente. En este contexto, las llamadas de la compañía telefónica, incluso después de su cancelación, están legalmente permitidas, a menos que el usuario manifieste la oposición de la compañía.

READ  Todo lo que necesitas saber

También se consideran excepciones las llamadas realizadas desde fuera de España. Algunas empresas subcontratan servicios fuera del país, lo que implica centralitas que realizan llamadas desde lugares extranjeros. Estas convocatorias no están sujetas a la legislación española y pueden realizarse legalmente. Es importante destacar que estas llamadas se pueden identificar observando la ausencia del prefijo +34 que caracteriza a los números españoles.

Vídeo del día

Feijóo ataca a Sánchez por su «abandono»
Del campo en un mitin del PP en Sarria

Además, las llamadas de interés público, como las de emergencia, no se consideran comerciales y, por lo tanto, no están restringidas por ley. De igual forma, el Instituto Nacional de Estadística (INE) podrá contactar a personas aleatorias para realizar encuestas como parte de estudios, los cuales no tienen la consideración de comerciales.

Es importante destacar que las llamadas fraudulentas, que intentan estafar a las personas haciéndose pasar por empresas legítimas, también son una excepción. Estas llamadas no son legales en sí mismas, ya que constituyen intentos de estafa, pero pueden recibirse a pesar de las regulaciones existentes.

Salvo las excepciones permitidas por la ley, los usuarios tienen derecho a rechazar comunicaciones comerciales en cualquier momento. Este derecho prevalece independientemente de si el usuario es cliente de la empresa que realiza la llamada o no. Aunque se haya podido dar el consentimiento previo sin pleno conocimiento, los usuarios podrán solicitar que no se les realicen más llamadas comerciales durante la misma llamada o vía correo electrónico.

Es importante destacar que las compañías telefónicas suelen proporcionar configuraciones en sus aplicaciones que permiten a los usuarios desmarcar la opción de recibir llamadas comerciales. Estas configuraciones también se pueden aplicar a las comunicaciones mediante SMS y correos electrónicos, brindando a los usuarios más control sobre su experiencia telefónica.

READ  el mejor consejo que me dieron para ganar almacenamiento

A diferencia de Android, que tiene un filtro de spam de Google, los iPhone no ofrecen una solución integrada para evitar llamadas comerciales. Aunque el sistema iOS puede identificar estas llamadas, aún persiste la recepción de las mismas. Sin embargo, existen alternativas que los usuarios de iPhone pueden adoptar para reducir el impacto de las llamadas no deseadas.

Alternativas en iPhone contra el spam

Una de las opciones es registrarse en la Lista Robinson, un registro gratuito al que tienen acceso todas las empresas que realizan comunicaciones comerciales. Aunque teóricamente elimina la posibilidad de recibir llamadas no deseadas, experiencias tanto propias como ajenas indican que no siempre tiene efecto y que algunas llamadas logran evadir este sistema de bloqueo.

Otra medida preventiva en iOS es el bloqueo de números de teléfono. Aunque esta medida no impedirá la primera llamada, sí bloqueará todas las llamadas posteriores desde ese número. Después de recibir una llamada, los usuarios pueden acceder al registro de llamadas, seleccionar el ícono 'i' al lado del número y tocar la opción 'Bloquear este contacto'. También existe la opción de bloquear números y contactos en la configuración del iPhone, proporcionando un mayor control sobre las llamadas no deseadas.

Si las llamadas persisten tras haber rechazado la comunicación comercial, los usuarios pueden presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) a través de un formulario situado en su página web. Adjuntar evidencia gráfica, como capturas de pantalla o grabaciones, respaldará el reclamo. La AEPD, como organismo regulador, tiene la capacidad de investigar y actuar contra aquellas entidades que incumplan la normativa sobre privacidad y comunicaciones comerciales.

READ  Cómo hacer que Siri diga lo que quieras cada vez que tu iPhone carga la batería

Es fundamental tener en cuenta que tras rechazar una comunicación comercial, las empresas deben respetar un plazo de alrededor de una semana para suspender las llamadas. Si las llamadas persisten más allá de este plazo, presentar una denuncia ante la AEPD se convierte en una opción viable.

Si las llamadas recibidas son intentos de estafa, se recomienda presentar una denuncia ante la Policía, especialmente si el usuario ha sido víctima de un fraude. En tales casos, es fundamental recopilar pruebas que demuestren que la llamada en cuestión fue parte de un intento de estafa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *