Hassler (PC) cierra la puerta a revertir el cambio de nombre a la calle Comité Pro Paz

Hassler (PC) cierra la puerta a revertir el cambio de nombre a la calle Comité Pro Paz

Ocho calles, tres plazoletas y un puente, en Santiago, cambiarán de nombre, respecto de la agenda del municipio que lidera la intendenta Irací Hassler (PC) por los 50 años del Golpe de Estado, tras la aprobación mayoritaria de los concejales . Entre ellos, Santa Mónica, la emblemática calle donde estaba ubicado el Comité Pro Paz, pasará a llamarse en honor al ex Ministro de Justicia y destacado fundador de la Comisión Chilena de Derechos Humanos (CChDH), Jaime Castillo Velasco.

Pese a la noble intención de la Municipalidad de Santiago, la determinación ha causado profundo dolor en los integrantes de la organización de derechos humanos creada en 1973 y sucedida en 1975 por la Vicaría de la Solidaridad, desde donde acusan que el concejo municipal no sólo pasó por alto la hecho de que la sede de la CChDH estaba a unas cuadras sobre la calle Huérfanos, pero también -afirman- se desconoció una carta firmada por miembros del comité que advertía sobre daños a la memoria de las víctimas de la dictadura.

Pese al pedido de miembros del Comité Pro Paz, del Vicariato de Solidaridad y defensores de Derechos Humanos no sólo vinculados a la Iglesia Católica en Chile, la Municipalidad de Santiago cerró la puerta a revertir el cambio de nombre a Calle del “Castillo” de Santa Mónica, emblema de protección para quienes fueron perseguidos tras el Golpe de Estado en el corazón de la capital del país.

«Como es sabido, los cambios de calles y otros espacios públicos en la comuna de Santiago se deben a diversas solicitudes de organizaciones de la sociedad civil y no es cierto que estas hayan sido sin consulta, lo que se demuestra no sólo en el origen de las mismas «, sino también en la participación del Consejo Comunal de la Sociedad Civil (Cosoc) así como del Consejo Municipal en la decisión», señalaron desde el municipio capital, en referencia a la discusión de los concejales el pasado 9 de agosto, donde se Mencionó brevemente que en esa calle estaba ubicado el Comité Pro Paz.

El 9 de octubre el Comité Pro Paz celebra 50 años de su creación para proteger la vida e integridad física de las personas perseguidas por la dictadura de Pinochet. Los recuerdos están vivos, sobre todo después de la conmemoración del 11 de septiembre. En ese sentido, a través de una segunda carta enviada a concejales y al alcalde, defensores de derechos humanos solicitaron formalmente la reconsideración del cambio de nombre de la calle Santa Mónica. La carta fue firmada por Daniela Sánchez Stürmer, María Luisa Sepúlveda Edwards, Jaime Esponda Fernández, Arturo Navarro Ceardi y Álvaro Varela Walker.

La Municipalidad de Santiago respondió: “Ante la preocupación y pedido de los integrantes del Comité Pro Paz de visibilizar las oficinas de la institución, durante los próximos meses se instalarán placas conmemorativas con el fin de visibilizar a las organizaciones defensoras de derechos humanos. esto como parte de los Presupuestos Participativos 2024 de la comuna. I. Municipio de Santiago”.

Las instituciones que trabajaron en la defensa de los derechos humanos en los momentos más difíciles de la dictadura dijeron “no entienden que no se haya considerado el dictamen que puntualmente enviamos al Municipio”. Y, aunque el municipio descartó que la decisión se haya tomado sin consulta, expresaron: «Tenemos derecho a participar en una decisión de esta naturaleza y lamentamos que se nos haya ignorado».

“Ni siquiera la dictadura logró acabar con el símbolo que representa la calle Santa Mónica, por eso es tan dolorosa la decisión que se ha adoptado y mantenemos la fe en que será revertida”, expresaron.

La concejal Dafne Concha (PC), presidenta de la Comisión de Memoria y Derechos Humanos del Municipio de Santiago, considera que el cambio de nombre, por el contrario, realza el trabajo del Comité Pro Paz y la memoria de quienes fueron al “Castillo” de Santa Mónica. En su opinión, la instalación de una placa conmemorativa y precisamente el cambio de nombre de la calle a Jaime Castillo Velasco dan más valor a lo que simbolizaba la organización. En cualquier caso, sostiene que “nada está escrito en piedra” y no descarta que la petición del comité sea aceptada de alguna manera.

READ  La saga Yakuza está casi al completo a la venta en PC

Por su parte, el concejal de RN, Santiago Mekis, quien votó en contra del paquete de cambio de nombre de la calle, afirmó que la participación del Cosoc no es lo suficientemente representativa para tomar una decisión de esta naturaleza. Sostuvo que ante cualquier modificación lo mejor es consultar directamente a los vecinos a través de una consulta ciudadana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *