Two Realms, plataformas creativas (PC, Switch, Android, iPhone)

La venerada Nintendo DS era una consola única en muchos aspectos. Y una de ellas estaba directamente relacionada con la enorme cantidad de nuevas franquicias que podía albergar, una cifra muy superior a la habitual en otros sistemas de la época. Por eso fueron muchas, casi innumerables series de nuevos cuo que pasaron algo desapercibidas para el gran público, como Dibujado a la vida. Desarrollada por el estudio 5th Cell, fue una propuesta muy curiosa en la que fue posible dibujar una gran cantidad de personajes y objetos en la pantalla táctil para que momentos después estos cobran vida como por arte de magia en el juego en sí. Un trabajo muy sencillo pero entretenido y verdaderamente original que tuvo un par de secuelas después, pero que tras el cierre de THQ, la empresa que monopolizaba los derechos de la franquicia, quedó en el limbo durante muchos años.

Por suerte 505 Games consiguió esta licencia, que acaba de ver la luz de nuevo gracias a esta entrega desarrollada tanto para PC como para Switch y sistemas móviles. Un título que aparece exclusivamente en los servicios de descarga digital y que, sin ser la mejor edición de la saga, al menos yo lo sé es divertido en general. El título que da nombre al juego, Dos reinosTiene que ver con los dos mundos que debemos recorrer en esta ocasión: el de los humanos y el de Rapovilla. Un mundo este último que ha sido invadido por la oscuridad y que, asumiendo el papel de héroes, tenemos que revertir la situación. Una historia en la que no vamos a entrar en mucho más detalle porque apenas tiene relevancia, aunque al menos es posible leer diálogos relativamente solidarios entre los protagonistas. textos que han sido traducidos a nuestro idioma.

READ  Guerrilla Collective Day 2: Todo anunciado y revelado

Podemos dialogar con numerosos personajes, simpáticas pero no muy importantes charlas que han sido traducidas al español.

Plataformas y creatividad

El diseño jugable que revela esta producción es realmente simple en general. Una vez hemos creado nuestro personaje, un editor que nos ofrece muchas posibilidades, debemos recorrer tanto el mundo de los humanos como el de Rapovilla intentando solucionar los problemas que surgen mientras interactuamos con los diferentes personajes que pueblan ambos patios de recreo. Dichos momentos de exploración se han recreado utilizando una perspectiva aérea isométrica bastante funcional, gozando de cierta libertad de acción para dialogar con unos personajes u otros, aunque las principales misiones que hay que resolver siguen muy marcadas.

Podemos crear nuestro personaje desde cero pudiendo utilizar diferentes plantillas y stickers, que se pueden ir ampliando a medida que avanzamos.
Podemos crear nuestro personaje desde cero pudiendo utilizar diferentes plantillas y stickers, que se pueden ir ampliando a medida que avanzamos.

¿Y cuales son las misiones? Pues entrar en la mente de los personajes con los que interactuamos (gracias a un libro mágico o algo así). En este momento la aventura transforma totalmente su disposición jugable para adoptar la apariencia de un plataforma arcade desarrollo 2D muy tradicional y simplificado. Y para superar cada misión, es necesario completar tres breves subfases en las que, casi siempre, tenemos que cumplir tres objetivos específicos: llegar a la salida del nivel en cuestión, matar a todos los enemigos que se reúnan en ellas o, el lo más interesante, enfrenta una especie de minijuego en plan Super Mario Maker pero muy descafeinado. Y nos explicamos.

Podemos explorar dos mundos diferentes, Rapovilla y el de los humanos, escenarios de un tamaño
Podemos explorar dos mundos diferentes, Rapovilla y el de los humanos, escenarios de un tamaño relativamente grande que se muestran desde una perspectiva isométrica.

Estas fases nos permiten colocar una serie de rivales donde queramos mediante una interfaz muy parecida (pero mucho más sencilla) a la prevista en la obra protagonizada por Super Mario que acabamos de mencionar. La idea es bastante buena, pero desafortunadamente es demasiado simple y encorsetada dada la corta duración de estos niveles, que evidentemente carecen de gracia y sustancia. Y lo peor de todo es que, más allá de lo que acabamos de contaros hasta ahora, no hay mucho más que hacer en este título. Y es por eso que termina demasiado invariable y repetitivo after hours, y más teniendo en cuenta el limitado repertorio de acciones y movimientos que posee el protagonista. Una verdadera lástima, porque pensamos que el título tiene más potencial del que los desarrolladores han acabado extrayendo.

Cada nivel consta de tres subfases muy cortas en las que, casi siempre, se nos pide llegar a la salida, rematar rivales o superar a pequeños
Cada nivel consta de tres subfases muy cortas en las que, casi siempre, se nos pide llegar a la salida, acabar con los rivales o superar pequeños desafíos, a la manera de Super Mario Maker pero mucho más limitada.

Esta línea de sencillez también se enmarca en su apartado técnico, que es muy sencillo. Los escenarios están llenos de vida y están recreados con cierta gracia, gozando además de un color muy notable. Los personajes son bastante expresivos y estéticamente tienen eso, pero por lo demás estamos ante una producción muy humilde en general y que ha sido concebida expresamente pensando en terminales móviles. Y el lado sonoro sigue más o menos lo que se materializa en el acabado estético, con efectos bastante escasos y melodías muy alegres que afortunadamente no acaban resultando molestas en ningún caso. Un final audiovisual muy humilde pero eso, sin embargo, no está mal.

La faceta t
La faceta técnica de este trabajo es muy sencilla, pero la estética nos parece agradable y el color que muestran los escenarios es plausible.

Una linda aventura pero demasiado invariable

Siempre es motivo de celebración ver regresar una saga después de muchos años de silencio. Eso es lo que ha pasado con este nuevo capítulo de Dibujado a la vida, una propuesta que sin duda es agradable y agradable por diversas razones, pero también es cierto que no ha terminado de brillar como debería. Sus principales atractivos radican en la posibilidad de poder viajar dos mundos, lo fácil que es controlar al protagonista y la posibilidad de poder diseñar nuestro personaje. Pero no podemos negar que fuera de horario todo lo relacionado con la la pendiente de la plataforma termina siendo muy repetitiva y que las posibilidades que ofrece su esquema para Super Mario Maker de ciertos niveles está muy por debajo de las posibilidades que podría haber ofrecido a los usuarios.

Hemos realizado este análisis en su versión de Nintendo Switch con un código proporcionado por 505 Games.

Marisol Manriquez

"Pensadora sutilmente encantadora. Fanática de los viajes. Adicta a la cerveza aficionada. Evangelista de comida de por vida. Erudito de televisión".

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *