Odecu llega a un acuerdo millonario con Apple en una demanda colectiva por iPhones “lentos”

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile acordó con el gigante tecnológico una suma de US $ 3,4 millones tras dos años de disputa judicial.

Después de más de dos años, La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu) se prepara para poner fin a la historia de la millonaria demanda colectiva que interpuso contra el gigante Apple ante la justicia chilena: la asociación llegó recientemente a un acuerdo con la empresa que involucra los US $ 3,4 millones ($ 2.5 mil millones).

El alcance del acuerdo se conocerá este miércoles en rueda de prensa. La demanda colectiva incluyó a más de 150.000 consumidores de los productos de la marca que se inscribieron como adherentes. Aunque también beneficiará a quienes no se hayan registrado previamente.

¿Cómo se desarrolló el conflicto? La disputa se remonta al 24 de diciembre de 2018 cuando Odecu presentó una demanda colectiva después de que Apple reconoció que con su software Deliberadamente ralentizó algunos modelos de teléfonos iPhone a medida que se volvían “viejos”.

La demanda colectiva fue presentada por Odecu para “salvaguardar” el interés colectivo de los consumidores, quienes como clientes adquirieron iPhones, que funcionaban mal. Esto, debido a que los sistemas operativos de las computadoras se actualizaron con parches de software transmitido de forma remota por Apple a través de Internet y destinado, entre otras cosas, a “acelerar” el funcionamiento del procesador.

Esta situación, según la organización, no fue informada a los usuarios de los equipos y fue decidida “deliberadamente y ejecutada” por el fabricante y sus distribuidores, ocultando información esencial de los productos a los usuarios.

Entre las solicitudes de Odecu se encontraba una compensación a cada uno de los consumidores chilenos usuarios de un smartphone iPhone afectado, equivalente a $ 126 mil anuales, a partir de octubre de 2016 y hasta el pago real y efectivo de dicha suma, o una cantidad a determinar por los tribunales.

READ  Modo retrato en video de iPhone con la aplicación Focos Life

La acción judicial, en la que también se demandaron a MacOnline y Reifschneider, fue admitida a trámite por el 23º Juzgado Civil de Santiago el 16 de enero de 2019.

En este contexto, la reacción de la empresa MacOnline fue inmediata y dos meses después solicitó revocar la admisibilidad del reclamo, ya que no se cumpliría ninguno de los requisitos establecidos por la Ley de Protección al Consumidor. A esto, agregó que la acción no precisó la participación que le correspondería a cada uno de los imputados y que no se basó “razonablemente” en cómo se pudo haber afectado el interés colectivo de los consumidores.

Posteriormente, el 22 de abril, Apple respondió formalmente a la demanda, asegurando que esta demanda no era verdaderamente un caso de obsolescencia programada o un caso de violación de las regulaciones sobre la protección de los derechos del consumidor.

Así, pasó un año de litigio y un año de negociación hasta que finalmente se llegó a un acuerdo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *