imposible de reparar fuera de Apple

Después de la introducción del iPhone 12, iFixit no tardó en analizar su interior. Además de ver todos sus componentes, también tiene la tarea de comprender cómo reparar los productos que analiza. De esta forma, es posible saber si una empresa ofrece una reparación accesible a todos los usuarios o si se requiere la asistencia de técnicos autorizados por Apple. El iPhone 12 sin duda pertenece a este segundo caso según informa iFixit.

El iPhone 12, irreparable por terceros

La revisión de IFixit determinó que se requiere una herramienta para realizar una reparación o reemplazo de la cámara en el iPhone 12. Esta herramienta es exclusiva de la propia Apple ya que está patentada a su nombre y solo está disponible para técnicos autorizados por la compañía. El problema se detectó al intercambiar los módulos de la cámara entre dos iPhones. Aunque en un principio se podría pensar que funcionaría correctamente cuando se abriera la aplicación de la cámara, lo cierto es que solo ciertos módulos responden después y hay múltiples caídas.

Es por todo esto que desde iFixit llegaron a la conclusión de que Apple hace sumamente difícil reparar todos sus iPhones, algo que llegan a considerar como un verdadero error. Aunque es posible que estén dirigiendo la posibilidad de bloquear cualquier tipo de reparación que no esté autorizada. Debemos tener en cuenta que esta herramienta es un programa sencillo que reside en la nube de Apple dentro de sus propios servidores. Los técnicos para realizar una reparación exitosa deben ejecutar este software cuando el iPhone está conectado para realizar un cambio exitoso que funcione correctamente. Es decir, a pesar del hecho de que el hardware se puede cambiar de una manera satisfactoria, aunque costosa, Apple ha encontrado una forma de bloquear la reparación de software requiriendo un programa propietario.

READ  Apple quiere que no pagues más por el iPhone 12 sino que reduzcas la calidad de su batería | Tecnología

Apple evita la manipulación de su iPhone

No es ninguna novedad que Apple no quiera que nadie ajeno realice reparaciones en sus equipos. Es por eso que no paran de dificultar la sustitución tanto de la batería como de la pantalla de forma sencilla. Como a través del hardware puede resultar difícil poner muchas más barreras, Apple ha optado por aplicar limitaciones a través del software con estas decisiones. De esta forma, la empresa de Cupertino obliga a los usuarios a acudir a una Apple Store oa cualquier técnico autorizado.

Es cierto que este modo de reparaciones puede costar mucho más dinero si la garantía del iPhone no cubre determinadas reparaciones. Pero de esta forma Apple garantiza que siempre se utilicen piezas originales y que las operaciones se regulen dentro de las reglas que ellos mismos marcan. En conclusión, a Apple no le gusta del todo que unas manos ajenas a ellos puedan manipular sus dispositivos por las repercusiones que puede tener al final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *