Apple sigue siendo muy sensible al iPhone y a China

En los últimos años, Apple ha conseguido reducir su dependencia del iPhone de forma notable. Para conseguirlo, la empresa de la manzana ha centrado sus esfuerzos principalmente en tres grandes frentes: fortalecer su ecosistema de servicios, ampliar su oferta de accesorios y diversificar sus principales productos (el Apple Watch SE es sin duda uno de los mejores ejemplos).

Su estrategia ha sido un éxito, ya que no solo le ha permitido a Apple lograr una mayor estabilidad de ingresos a la hora de hacer frente a las variaciones trimestrales en las ventas de su producto estrella, pero también ha transmitido mucha más confianza a los inversores. Positivo, sin duda, pero el iPhone sigue siendo crucial para la empresa de la manzana mordida, y las reacciones recientes de los inversores lo han vuelto a dejar muy claro.

Recientemente, Apple confirmó una caída muy marcada de las ventas de iPhone en China, situación que se ha producido principalmente debido al retraso en el lanzamiento del iPhone 12 a nivel internacional, debido a la pandemia COVID-19, que como sabemos ha afectado a la cadena de suministro y a los principales fabricantes de dispositivos tecnológicos.

Muchos usuarios pospusieron la compra de un nuevo teléfono inteligente durante la segunda quincena de septiembre, lo que obligó a Apple a confirmar la caída trimestral más pronunciada de los últimos tres años en términos de ventas de iPhone. Por si esto fuera poco, los ingresos que obtiene Apple en China dependen, en su mayor parte, de las ventas de iPhone.

Como hemos dicho, Apple ha sabido diversificarse en los últimos años y ha reforzado significativamente otras divisiones de negocio para reducir su dependencia del iPhone, pero los inversores siguen de cerca la evolución de las ventas de este producto, y es perfectamente comprensible, ya que sigue siendo el pilar central sobre el que se apoya la empresa de la manzana.

READ  ¿Y el iPhone 12? La pregunta viral que dejó la presentación de Apple

Haciendo un balance general, los resultados obtenidos por Apple fueron muy positivos. Gracias a los ingresos de las divisiones Mac, iPad, wearables y servicios, La empresa de Tim Cook cerró un buen trimestre, Pero esa caída en las ventas de iPhone hizo que sus acciones cayeran un 5%. Este detalle es muy interesante, ya que confirma, una vez más, que Apple sigue siendo muy sensible a la salud del iPhone, y también a los inversores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *